Home

En mi anterior post anuncié la elección de cuatro jueces de la CIJ y también que quedaba pendiente la elección del quinto, porque no había habido acuerdo entre el Consejo de Seguridad y la Asamblea General. Susana Ruiz Cerrutti (Argentina) había ganado las votaciones en el Consejo de Seguridad, mientras que Patrick Lipton Robinson (Jamaica) había conseguido una mayoría más abultada en la Asamblea General. Recordemos que se necesitan, de manera independiente, mayorías absolutas en ambos órganos de las Naciones Unidas.

Pues ayer viernes 7 de noviembre se llevaron a cabo siete rondas simultáneas de votación en cada órgano y la cosa sigue igual, porque Ruiz Cerrutti consiguió mayoría de votos en el Consejo de Seguridad (9 a 6) y el candidato jamaicano obtuvo mayoría de votos en la Asamblea General.

El lunes 17 de noviembre se volverá a votar y el resultado es imprevisible. Sin entrar ahora en valoraciones sustantivas de los candidatos, y suponiendo que ambos cumplen las condiciones para ser jueces competentes, yo apoyo la candidatura argentina por varias razones (sesgo incluido), pero fundamentalmente tiene mi voto porque, tras la salida del juez mexicano, la Corte se quedaría sin ningún juez originario de un país de lengua hispana.

Ayer, jueves 6 de noviembre de 2014, la Asamblea General y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas eligieron cuatro jueces de la Corte Internacional de Justicia para cumplir un mandato de 9 años a partir del 6 de febrero de 2015. Se trata de Mohamed Bennouna (Marruecos), James Crawford (Australia), Joan E. Donoghue (Estados Unidos de América) y Kirill Gevorgian (Rusia). Bennouna y Donoghue fueron reelegidos, mientras que Crawford y Gevorgian son nuevos jueces de la Corte. ¡Felicitaciones a todos!

Queda un quinto puesto por cubrir, porque ninguno de los dos candidatos que aspiraban a ocuparlo –Susana Ruiz Cerutti (Argentina), y Patrick Lipton Robinson (Jamaica)- consiguieron la mayoría absoluta de votos en la Asamblea General (97) y en el Consejo de Seguridad (8) para ser elegidos de acuerdo con el requisito del artículo 10 del Estatuto de la CIJ, por tanto hoy se reunirán esos órganos una vez más, de forma independiente, para proceder a una segunda ronda de votación.