Home

Bianchi sobre la sentencia de la Corte International de Justicia en el caso de la inmunidad del Estado alemán

febrero 16, 2012

Excelente post del Profesor Andrea Bianchi en EJIL:Talk! No se lo pierdan. Y qué bonitas las palabras que le dedica al Juez Cançado Trindade, que transcribo a continuación:

Finally, a word of praise for Judge Cançado Trinidade (who issued a dissenting opinion in this case) is in order. His lengthy opinions and hisweltanschauung are often looked down on or frowned at. In fact, Judge Cançado is long engaged in an attempt to acculturate the international judicial bodies in which he seats and, more generally, the epistemic community of international lawyers. Suffice to cast a glance to the background, academic and/or judicial record of his fellow judges to realize how on certain fundamental issues at the ICJ he does not even belong to a minority: he is almost completely isolated. I trust he has realized by now that The Hague is a much colder place than San José. Yet his function remains fundamental. One could paraphrase Voltaire and say that ‘If Cançado did not exist, it would be necessary to invent him’. Not so much for me or for any other more or less established member of the profession, but for all those students who approach the study of international law and want to believe in the redeeming force of human rights and universal justice for a better world. Here is another hand. Of this, I am quite certain.

2 Responses to “Bianchi sobre la sentencia de la Corte International de Justicia en el caso de la inmunidad del Estado alemán”

  1. Christian Sommer Says:

    Excelente el comentario del prof. Bianchi… claro y con un poder de síntesis sobre la CIJ. Las palabras hacia Cancado… muy pertinentes para quien lucha por romper estructuras que parecieran difíciles de sobrepasar..

    Me gusta

  2. Pietro Sferrazza Says:

    Lúcido y agudo comentario…
    Respecto del juez Cançado faltan palabras para destacar su compromiso y coherencia. No creo que sea muy fácil soportar el poder de lobby y las presiones que circula en los pasillos de la honorable CIJ y las malas miradas de los colegas, más aun estando completamente sólo, como destaca Bianchi.

    Desafortunadamente no es la primera sentencia conservadora de la CIJ sobre temas relacionados con los Derechos Humanos (Véase por todas, la recaída sobre el Genocidio en Bosnia). Derechamente, por muy autorizada que sea la práctica que emane de dicha Corte, en lo que a Derechos Humanos se refiere no queda más remedio que descartarla o utilizarla solamente para una crítica razonada y coherente. Quizás es la única actitud que debería adoptadarse si se pretende defender un discurso progresista de los derechos humanos en el plexo jurídico internacional.

    Dado mi deficitario manejo de los quehacer de la CIJ, quisiera preguntar si existe alguna razón o motivo relativamente comprobable que pueda explicar por qué sus sentencias tienen ese tinte. ¿Se debe al sistema de nombramiento de jueces? ¿Es un tema de cultura jurídica? ¿Lo explican presiones de los Estados? ¿Por qué tanta diferencia con otros tribunales internacionales que emiten sentencias progresistas y que proponen nuevas miradas en el ámbito del Derecho Internacional de los Derechos Humanos?

    Saludos

    Me gusta


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: